Recordarás

Miras de perfil, como sin mirar, ladeando la vida que te queda, resguardada ya en el silencio de lo indecible. “Me faltan los recuerdos importantes, se me han perdido”,   me dijiste el último día que hablamos. Temías olvidar los momentos memorables de tu existencia, hermana. Me temo que lo que fuimos se queda en algún lugar que habitamos, en  el tacto de las personas que quisimos, en la mirada de quienes nos amaron. Será tu ausencia incesante la que hablará de ti en cada momento. Es la distancia sagrada y sutil que nos separa del vivir venidero, ese eterno que te espera en la luz, para rescatar los escombros de lo que fuimos. Olvidarás antes de irte para que la luz bañe tu alma, sin prejuicios y  sin miedo. Y a la deriva hundirás tu ser en el principio, en el Alfa del mundo y sus misterios. Volverás a ser para Dios y recordarás entonces, solo para el amor, solo para la vida.

César Cid