Hasta siempre hermana

Me estremece recordar tu sonrisa tímida de los últimos años y tu mirada perdida en el pasado. Fuiste capaz de encender estrellas con proponértelo, de robarle a la vida sus miradas imposibles. Si esta locura te permite ahora entrever la belleza que te robaron, agárrate fuerte, Pilar, agárrate.  En cada momento, algo viene a socorrernos. Ignoro si estás en algún lado esperando a alguien que perdiste, o si desandas los caminos viejos, para recuperar parte de ti. Siento que caminas despacio  a casa, por la acera, mientras mamá se asoma con cuidado desde la terraza. Y el sonido del muelle de la puerta, y tus pasos valientes, mientras una suave viento refresca tu cara, coloreada y joven. Y recuerdo tu risa por cada rincón. Vivir ahora será reconocerte en la primera madrugada de tu eternidad, con otro brillo en los ojos, vestida de luz. Ya no tendrás que olvidar las cosas que te hicieron daño. Ahora nos queda el llanto vidrioso, los ayes previsibles y algunos abrazos absurdos aunque inevitables. Doblégate a la orquesta del alma, déjate amar como tu amaste, de verdad, y celebra el ocaso interminable, el inicio de la Verdad. Y cuando Él te abrace, veréis juntos tu historia verdadera, sin cortes. Te la mostrará con lágrimas en los ojos, tus lágrimas, y creo que te dirá: “mira cuánto te he amado, Pilar”.

Hasta siempre, hermana.

César Cid

3 comentarios sobre “Hasta siempre hermana

  1. Gracias Señor por la vida de Pilar, alumbró y dió amor a los que la rodearon, y ya en este momento tendrá recompensado con creces todo lo que luchó, sufrió y amó junto a Ti , Ahora arropa a su familia, con esa manta de tu misericordia y tu ternura, que enjuga todas las lágrimas. Gracias Cesar por compartirlo

  2. Se feliz allá donde estés nunca olvidaré tu sonrisa y tus bailes ,siempre te recordaré con mucho cariño descansa en paz

Comentarios cerrados.