Un paz nueva

Engulló la noche tu esperanza y el miedo se vistió de tiniebla vertebrada en horas interminables. Sentiste el peso de la culpa, enemiga poderosa que[…]

Sufrir y contemplar

A menudo me preguntan cómo se soporta trabajar diariamente con personas que se enfrentan al final de sus vidas. En algunos entornos terapéuticos se ha[…]

Sueños de eternidad

Se llenó tu memoria de inviernos solapados, de frio sofocado por abrazos y viejas mantas de lana. Recuerdas el pequeño puente, testigo de amores prohibidos[…]

Soltarse a la vida

Es frecuente comprobar que el final de la vida genera bloqueos claramente razonables, entre el enfermo y sus personas más cercanas. La certeza de la[…]

Ahora vuela

Persigo traducir hoy tu silencio abigarrado, para encender el camino que ahora emprendes con mi plegaria. He contemplado tantas partidas  que oso creerme partícipe del[…]

Horas desiertas

El Señor salió ayer a la calles  para iluminar nuestra suficiencia descarada.  Para invitarnos a la mesa humilde de la que brota la vida y[…]

Palabras doloridas

Descubro toda  la gama de la penas en tus palabras doloridas… Palabras imantadas a un dolor añejo, inalcanzables. Anudaste el calendario a ese día y estos[…]