Tu mirar aquel

Se arrugó tu cuerpo para siempre la pasada noche larga y fría. Oramos nuestros temores indignos ante tu sufrimiento inexplicable y sentimos el frio de[…]

Mi Dios y tu nada

Se derrumbó tu apariencia triste y no puedes ya responderte con la claridad mental que ostentabas. Y la sorpresa te arrastró antes de tiempo, quién[…]

Cultivar sonrisas

Respiras ya todo el aire que la enfermedad te negó durante tanto tiempo. Esta tarde he cerrado tras de mí tu cuarto vacío.  Durante instantes[…]

Velad

Esperanza y fraternidad, ambas fruto de la caritas, hilo divino que cose con firmeza los dos mundos, el presente y el que nos espera, y[…]

Camino de tiza

Esa sustancia maldita que crece en tu cuerpo te arrincona en los recuerdos, como único alivio posible. El dolor duele tus nuevas congojas, cosidas a[…]